Un nuevo Syrah se suma al portafolio de nuestro Antiguas Reservas

15/06/12

Antiguas Reservas, una línea con más de 80 años de historia y que ha ocupado un lugar protagónico en nuestras casas, acaba incorporar una nueva cepa, Syrah,  variedad que se suma a los actuales tres miembros de la conocida marca que son Cabernet Sauvignon, Merlot  y Chardonnay. Además, el año pasado la marca se renovó con una etiqueta más moderna y elegante.  Sin duda, estos cambios no han hecho variar su clásico estilo, alabado por la crítica mundial.

Proveniente de los viñedos del Valle del Maipo, este vino es el resultado de un minucioso proceso de vinificación que se inicia en la cosecha con una cuidadosa selección de los mejores racimos, seguida de una fermentación  en pequeñas cubas de acero inoxidable con temperatura controlada para realzar el color y extraer sus agradables aromas y taninos, para terminar su maduración en barricas de encina francesa durante 12 meses;  donde el vino logra llegar a un completo equilibrio.

De un intenso color rojo violáceo, limpio y brillante, este Antiguas Reservas Syrah presenta en nariz aromas a  frutos negros maduros, notas florales combinadas con chocolate bitter, cedro y tabaco. En boca se siente una  acidez media,  taninos elegantes y que nos indican una buena evolución.

Esta primera cosecha,  2010, es un vino dócil, elegante, gastronómico, idea para acompañar carnes rojas grasas como filete de res relleno con queso azul, o cordero al romero acompañado de puré rústico.

La denominación de Antiguas Reservas se da a los vinos de Cousiño Macul que han alcanzado cierto nivel de perfección y potencial de envejecimiento.