Lanzamiento de la cosecha blancos 2010 en manos de un nuevo enólogo

06/10/10

Este año Viña Cousiño Macul no sólo recibe la primavera con el esperado lanzamiento de sus vinos blancos 2010,  sino además presenta a un nuevo integrante del equipo enológico,  Gabriel Mustakis.
Los vinos destacan por su excelencia, aromas cautivantes y envolventes y una vibrante acidez, señala Mustakis, enólogo de la Pontificia Universidad Católica de Chile, con experiencia en viñedos de Nueva Zelanda, Estados Unidos y España. “La temporada de cosecha presentó condiciones propicias para la maduración de las uvas. Se vivió un invierno frío con precipitaciones normales, una primavera con temperatura más bajas y un verano seco”, agrega el profesional quien conforma, junto a Pascal Marty, Director Enológico de la viña, el equipo a cargo de dar vida a cada uno de los vinos de la bodega de Cousiño Macul.
Doña Isidora Riesling es muy apreciado por los amantes de esta cepa que Luis Cousiño junto a su señora Isidora Goyenechea, trajeron de Alemania en el Siglo XIX.
El Sauvignon Gris es algo complejo, cítrico, de buen volumen, con distintos aromas de flores silvestres y especiadas, y con mayor cuerpo y una textura más rica que sus hermanos Sauvignon.
El vino Gris es una apuesta distinta que invita a experimentar y a jugar con sensaciones, ya que es un vino rosado que se realiza a partir de uvas Cabernet Sauvignon, cuya elaboración era una tradición en Burdeos que Viña Cousiño Macul ha seguido por muchos años.
Don Luis es un clásico que sabe renovarse. Su última versión Chardonnay presenta un color dorado claro y notas levemente florales, muy delicadas y elegantes, además de  aromas frutales, como piña y manzana y una boca llena, redonda, de largo final y cuerpo firme.
Don Luis Sauvignon Blanc 2010, por su parte, tiene un color amarillo algo pajoso y con leves reflejos verdosos por los costados. Su nariz es bastante fresca, más cítrica que sus versiones anteriores, muy aromática, mientras que su boca destaca por su acidez media – alta, quizás no tan persistente pero si fresca, que da paso a una sensación frutal propia de un Sauvignon del Maipo.
Por último, el Rosé es un vino muy versátil, cuya primera cosecha se lanzó el 2005 con un éxito inmediato, en un creciente mercado de este vino. Su nueva versión, de color rosado pálido, limpio y brillante, destaca por su frescura y una marcada presencia de frutos rojos jóvenes. Algo floral, simulando pétalos de rosas, también tiene un leve toque de damasco. En boca sobresale por su acidez media – alta, donde persisten las notas de frutillas suaves y delicadas. Es exquisito con aperitivos simples pero frescos.